miércoles, 17 de junio de 2009

Se reunieron en Paraná los que miran al cielo buscando ovnis

Aseguran que existe documentación en organismos del Gobierno, sobre todo en las fuerzas de seguridad, que dan testimonio de Objetos Voladores No Identificados. Quieren que se den a conocer para una mayor comprensión del tema. Además, contaron sus propias experiencias y mostraron algunas piezas extrañas.



Vos creés en los ovnis?, preguntó el fotógrafo al cronista, quien no supo qué responder. La nota sonaba extraña casi desde el título: un congreso de especialistas y de investigadores sobre el fenómeno de los Objetos Voladores No Indentificados (OVNI) se iba a reunir en Paraná para pedir al Gobierno Nacional que desclasifique todos los archivos secretos sobre el tema.
“Yo vi un ovni cuando era chico”, aseguró el remisero que trasladaba a los dos trabajadores de esta Hoja hacia el Centro Cultural Juan L. Ortiz, donde se reunieron el sábado, aficionados e investigadores de este tema, provenientes de varios puntos del país.
“Te juro –continuó- eran como platos de metal que flotaban en el cielo. Nosotros íbamos por una ruta cerca de Córdoba y después pasaron en vuelo rasante y a gran velocidad. Los vio todo el mundo”.
Según el chofer, su papá intentó algunas explicaciones racionales sobre el suceso, pero no hubo muchos razonamientos posibles que definieran lo extrañamente sucedido.
“Una vez con mi hermano, hicimos unos círculos con una pala en el piso y quemamos el pasto con kerosén. Después, llamamos a mi otro hermano más chico y le hicimos creer que había bajado un ovni. Al rato, vinieron los vecinos a ver las huellas”, se rió el fotógrafo con su anécdota.
Tal vez, la charla que se dio en el viaje sea una síntesis de las opiniones sobre el tema: desde el escepticismo hasta la certeza, pasando por algunas experiencias poco serias.
Sin embargo, los que se dedican con pasión al tema de develar el misterio de estos objetos sostienen que no se trata “de creer o no creer”, ya que “no es una cuestión de fe”, sino una ciencia en la que se investiga, se recopila información y se sacan conclusiones.

PEDIDO. Una hora antes de que comenzaran las Segundas Jornadas de Difusión sobre la Desclasificación de los Expedientes Ovni en la Argentina, los organizadores convocaron a la prensa para difundir sus objetivos. Son los integrantes de Cefora (Comisión de Estudios Fenómeno Ovni República Argentina) que pretenden “la desclasificación de los expedientes ovnis que cualquier organismo oficial del país posea, como Fuerzas Armadas, universidades, organizaciones científicas, nacionales, provinciales o municipales”.
Se refieren a documentos que registran la visualización de objetos voladores extraños.
“Sabemos que en la Fuerza Aérea hay una oficina que se dedica a juntar ese material. Hay casos emblemáticos en la Argentina, por ejemplo hubo un objeto que cayó en Salta y luego vino una comisión de Estados Unidos y se llevó lo que se encontró. También, acá en Rosario del Tala hubo un incidente en el que se vieron luces y también participó la Policía. Estamos pidiendo que se dé a conocer todo eso para que se quite el misterioso que rodea todo esto”, manifestó a EL DIARIO Raúl Avellaneda, integrante paranaense de Cefora.
Según esta comisión, las fuerzas de seguridad han registrado numerosos testimonios de avistamiento de este tipo de fenómenos pero que se mantienen en secreto.
Esta información, “debería darse a conocer a toda la población, es un derecho. En los países en los que se ha dado la desclasificación ha permitido que la gente entienda mejor de qué se trata todo esto, para que esto se desmitifique y se haga oficial”.
Cuando se les pidió que definan este tipo de fenómenos, Oscar Mendoza, expresó: “Es todo lo extraño, no identificable, que no puede ser identificado con un avión ni nada parecido”.

VIDEO. Además, presentaron un video que se grabó el mes pasado en Vicente López (provincia de Buenos Aires) en el que se veía el vuelo de un objeto anaranjado. “La persona que lo filmó es una de nuestras investigadoras. También, otro investigador hace un análisis sobre este material y dice de qué se trata”, señaló Avellaneda.
Precisamente, EL DIARIO le preguntó de qué se trata, a lo que contestó: “Nosotros siempre hablamos de lo que no es. Descartamos toda nave conocida o un avión fuera de foco. Es un cuerpo físico que tiene calor. Lisa y llanamente es un ovni, no identificado, no necesariamente estamos hablando de una nave extraterrestre. Puede ser como no, no lo afirmamos ni lo descartamos. Sí sabemos que no es nada conocido”.
Pero, ¿cómo surge el interés de esta gente por estas cuestiones un poco extrañas?
“En el caso mío, cuando tenía 20 años lo vi en San José del Rincón, en Santa Fe, en 1963 a las 21.30. Nadie me lo contó y puedo afirmar que efectivamente existen. Era una esfera de más o menos 10 metros de diámetro, roja con luces, apareció por arriba de una isla, iluminó todo de rojo, en el medio tenía como una corona de luces que encendían y apagaban y también giraban. En absoluto silencio se mostró, se detuvo y se volvió con la misma suavidad. Pensé que era un planeta que se me venía encima. A partir de entonces, empecé a juntar todo el material que pude”, contó Mendoza.
Por su parte, el caso de Avellaneda fue diferente porque empezó a investigar mucho antes de ver un ovni. “Arranqué con la astronomía y al tener conocimiento de eso me llevó a darme cuenta de que las posibilidades de vida extraterrestre son infinitas, sean más o menos desarrolladas que la nuestra. Pasé 15 años sin ver absolutamente nada, después de ese tiempo tuve mi primera experiencia en el Cerro Uritorco y luego en Victoria”, confirmó.


Dos piezas de Victoria

A la entrada de la sala donde se proyectó el video informativo había una mesa con los folletos que promocionaban la recolección de firmas del petitorio para la presidente Cristina Fernández para conseguir “la inmediata desclasificación de toda información vinculada al fenómeno ovni”.
También, una gran esfera de hierro y un trozo de tela de metal de aspecto extraño. Son dos piezas que Silvia Pérez Simondini trajo de Victoria e integran su Museo del Ovni.
“No se sabe la procedencia de estos objetos”, señaló enigmática Pérez Simondini, pero eso no le impidió dar algunos datos inquietantes.
“En el video que traje, estoy con el cosmonauta ruso Alexander Balankin en un congreso. Y él dice que no reconoce el material de la tela ni la esfera. Dijo que las naves rusas tienen esferas pero de ninguna manera son como ésta”, recalcó.
Según dijo, el extraño objeto fue encontrado en un campo de Casilda en los años 90.
“Ya son más de 200 las que se encuentran en muchos países del mundo. Pero lo más interesante es que ya en algunas pinturas del Renacimiento también aparecen”, aseveró.
Con respecto a la tela, indicó: “Es el resto de un ovni que explotó en Rincón del Doll en el 91. Tiene una cualidad ya que según como le dé el reflejo de la luz se vuelve traslúcido a pesar de la dureza del metal. Tiene varios elementos en su aleación lo más importante es el cilicio y titanio y casi nada de carbono”.
A ella también se le requirió que cuente sobre su iniciación: “Tuve una experiencia muy fuerte en Caleta Olivia, Santa Cruz, en el año 1968 y eso provocó que me dedicara a esto. Vi una nave de la que se desprendieron cinco platillos encima de mi casa. Para mí fue un motivo más que suficiente para dedicarme a esta investigación. Hace 19 años me radiqué en Victoria por eso, por la cantidad de avistamientos y experiencias que existen”.

martes, 9 de junio de 2009

Avistamiento de ovni en Tierra del Fuego
















El fuerte destello visto en la oscura noche del domingo en Tierra del Fuego no dejó dudas de que en el cielo, sobre la cordillera Darwin, había un objeto volador no identificado.
Así lo piensa el abogado Juan José Arcos, quien andaba en compañía del camarógrafo Danilo Brescovic cuando fueron testigos de la fuerte luminosidad sobre sus cabezas. Regresaban de día desde la “Aldea Ecológica”, en Tierra del Fuego, pero cuando llegaron al río Caleta debieron esperar un par de horas para cruzar porque la
marea estaba muy alta. El tiempo lo aprovecharon para recorrer un sector de la Cordillera Darwin, que no es transitado, y fue cuando se encontraron con unas marcas en el piso. “Les sacamos fotos porque eran raras, aunque no las asociamos a nada especial. Pero en la noche comenzamos a ver una luz que estaba a la derecha del aeródromo San Valentín, lo que hacía impensable que pudiera aterrizar”.
No descartaron que fuera un avión, pero era imposible pensar que aterrizara en Pampa Guanaco porque la pista no tiene iluminación. Luego lo descartaron porque el aparato permaneció unos 20 minutos en el cielo sin moverse. “Fue ahí que comenzamos a observarlo con mayor detención y lo primero que vimos fue una suerte de desprendimiento de una bolita brillante. Esto se repitió dos veces, así que buscamos las cámaras las que afortunadamente son semi profesionales, con un buen zoom, además de una cámara de televisión”.
Arcos dijo que el objeto cambiaba de colores, entre rojo, amarillo y verde. Para situar a la gente en el lugar de los hechos, se trata de un sector nuevo que está siendo habilitado para destino turístico, que se encuentra camino al seno Almirantazgo, donde existen dos accesos para llegar. Una es la que va por caleta María y la otra que es la ruta costera para llegar a los glaciares.

Ufólogo
Después de analizar las fotos, el ufólogo regional Eugenio Bahamonde admitió que existe un aumento de avistamientos, porque hace 15 días le hicieron llegar fotos de un “aterrizaje” donde quedó un círculo en la tierra.
Al interpretar las nuevas imágenes, dijo que le llama la atención el colorido de las esferas y la nitidez. Una de las imágenes tiene bien marcado el círculo que rodea la luminosidad. “Vale decir, que en el centro hay algo, pero habría que examinarla mejor para verificar si la negrura no es de la oscuridad de la noche, sino que de algo que está ahí”.
Y la otra foto, donde aparece algo parecido a una araña, es un juego de esferas pequeñas, “pero me gustaría tener la posibilidad de examinarlas mejor para sacar más conclusiones. Pero esto viene a ratificar lo que estamos observando desde hace cinco años”, indicó Bahamonde.
Otra situación sorprendente de este avistamiento, señaló Juan Arcos, fue que repentinamente la radio del auto dejara de funcionar y apareciera la palabra “error 12”, como se aprecia en la foto, siendo que momentos antes estaba operativa.

lunes, 8 de junio de 2009

Hay aún 40 casos de ovnis sin explicación


Investigaciones. Fuerza Aérea desclasificó archivos; no descarta la "hipótesis extraterrestre"

Daniel Isgleas

El fenómeno OVNI se ha manifestado muchas veces en Uruguay. Treinta años después del inicio de las investigaciones, aún hay unos 40 casos sin resolver. Los archivos fueron desclasificados y se permitió su acceso a El País.

La Fuerza Aérea no publicará un "Libro Azul" conteniendo el resultado de estos treinta años de investigaciones, pero El País, por decisión del mando, accedió a registros y testimonios.

Si bien la comisión de la Fuerza Aérea que estudia el caso funciona hace pocas décadas, el fenómeno OVNI se inició aproximadamente en 1947 en Uruguay al despuntar el entusiasmo mundial por los avistamientos.

Aunque no es Roswell, Nuevo México -lugar emblemático en el tema de los extraterrestres-, Uruguay es un lugar catalogado como propicio para los avistamientos de objetos no identificados, reconoció el coronel Ariel Sánchez, un oficial de la Fuerza Aérea con 33 años de servicio activo y que desde 1989 integra la comisión sobre los OVNI y actualmente la preside.

El organismo funciona en una pequeña oficina ubicada en el centro de Montevideo y tiene una base informática y un archivo en papel, aún no respaldado tecnológicamente. Hay cientos de expedientes armados en carpetas verdes, bajo el rótulo de "reservado" y que contienen testimonios, fotografías, croquis, dibujos, documentos y evaluaciones hechas por los oficiales.

Casos sin resolver. Los archivos están formados por denuncias que se presentan a un ritmo de 100 casos por año.

La comisión ha recibido en toda su actuación aproximadamente 2.100 denuncias concretas, ha investigado y descartado muchas por distintos motivos, pero hay más de 40 casos sin explicación.

Esos expedientes se mantienen abiertos, e incluyen desde avistamientos y el aterrizaje de supuestas naves, hasta las llamadas abducciones, es decir denuncias sobre el secuestro de personas por parte de entidades extraterrestres.

La definición internacional concebida por el astrofísico estadounidense Allen Haynek divide estas situaciones en tres categorías: los contactos del primer tipo son aquellos con avistamiento; los del segundo tipo son los que registran un aterrizaje; y los del tercer tipo, los más explotados por la cinematografía, refieren a un encuentro con un objeto no identificado y sus tripulantes.

La tarea de la comisión militar es reunir un registro de casos y elaborar pautas o conclusiones sobre su veracidad y origen. Y ha obtenido resultados concretos: "La comisión consiguió determinar modificaciones a la composición química del suelo donde se denunciaron aterrizajes. El fenómeno existe. Puede ser desde un fenómeno que se da en la parte baja de la atmósfera, el aterrizaje de una aeronave de una fuerza aérea extranjera, hasta la teoría extraterrestre. Puede tratarse de una sonda de vigilancia procedente del espacio, del mismo modo que nosotros enviamos una sonda a explorar mundos lejanos", admitió el oficial. "El fenómeno OVNI existe en el país. Insisto: la Fuerza Aérea no descarta una hipótesis extraterrestre en base a nuestro análisis científico", subrayó Sánchez.

EVIDENCIA. La comisión guarda aún varios expedientes en papel, sobre todo de los de casos que están abiertos. La FAU ahora ha desclasificado toda la información, aún los expedientes rotulados "reservado". Solo se protege la identidad de los denunciantes.

Aeronave. Repasando el archivo, hay toda clase de situaciones. En un caso ocurrido tiempo atrás en un campo del departamento de Durazno, el testigo denunció la aparición de luces de colores durante una noche. Al brindar su testimonio a la comisión esta persona marcó con gran detalle los lugares donde se habría posado una aeronave. Analizada la composición química del suelo, se descubrió un aumento en los valores de minerales como cromo, manganeso, fósforo y carbono, lo cual permitió concluir a los estudiosos la verosimilitud de la denuncia.

En los registros militares hay otro caso singular. Es la aparición de dos esferas rojizas, volando en silencio unos metros encima de la cabeza de dos troperos que arriaban ganado. Los aparatos se movían a gran velocidad en direcciones opuestas y luego desaparecieron hacia el Oeste a gran velocidad.

Los registros indican que los meses de mayor aparición de objetos son febrero, marzo, julio y octubre. En febrero de este año la comisión recibió numerosas denuncias acompañadas por fotografías digitales. La fotografía o filmación no es determinante para ningún caso, sino un aporte, explicó Sánchez, dado que actualmente hay muchas posibilidades técnicas de hacer montajes.

En Palmar. Los casos sin resolver tienen un alto nivel de extrañeza para la FAU. Por ejemplo, la persecución en que se embarcaron dos aviones militares Pucará en una noche de 1986. Ocurrió en la represa de Palmar, sobre la cual hallaron evolucionando una esfera luminosa. Los pilotos se juntaron y decidieron perseguirla. Cuando intentaron interceptarla, la esfera escapó a velocidad de vértigo en dirección a Argentina y no pudo ser alcanzada.

Cuando los pilotos volvían a su base, la esfera apareció otra vez sobre la represa. Pero sucedió lo mismo: comenzaron la persecución y la perdieron de vista. La esfera se alejó del lugar cambiando de color, del rojizo inicial al amarillo.

El regreso. Otro caso similar le ocurrió a un grupo de pilotos militares en 1996, es decir a observadores calificados que hacían ejercicios en la base de Santa Bernardina, en Durazno. Como en aquella noche del 86, vieron dos esferas luminosas, lo cual fue corroborado por la torre de control de tráfico del aeropuerto. Pero al huir mantuvieron su forma y luminosidad, lo cual sirvió para confirmar su forma esférica.

Unos minutos después, los pilotos vieron que las esferas comenzaron a perder brillo manteniendo sólo su contorno iluminado. "No eran satélites porque no vuelan en formación ni tan bajo, ya que estaban a 10.000 pies (3.000 metros aproximadamente), y tampoco atenúan su luminosidad", dijo Sánchez.

Otra de las incontables denuncias es la que presentaron los pilotos de un avión comercial de bandera nacional que, en 1979, regresando desde Paraguay, fue perseguido por un objeto de fuerte luminosidad que, incluso, fue fotografiado por pasajeros del avión. También es un caso sin explicación

Animales mutilados. La Fuerza Aérea también tiene testimonios gráficos de una decena de animales mutilados cuyos cuerpos aparecieron con heridas hechas con precisión quirúrgica. Los hechos datan de 2002. Nunca hubo una explicación coherente, pero las investigaciones de esta comisión militar apuntan a la hipótesis de que se trató de un posible ataque bioquímico, probablemente ocurrido en Argentina donde en la misma época hubo casi 700 animales mutilados sin explicación.

"Puede haber sido la consecuencia del viento procedente del Oeste", declaró el oficial. La FAU no descartó la hipótesis de un evento extraterrestre. Es otro caso sin respuestas.

Patrones. Las estadísticas militares muestran el perfil habitual de los denunciantes como el de un hombre joven, hasta 45 años de edad. Señalan asimismo que todos los casos ocurren en las primeras horas de la noche, en su gran mayoría con un solo testigo.

El 49% de la estadística lo conforman denuncias de aparición de esferas luminosas y apenas un 2% incluyen la observación de seres.

ABDUCCIONES. Uruguay no ha estado ajeno a los encuentros cercanos del tercer tipo.

Lo más espeluznante de cualquier relato sobre OVNI suele ser escuchar una denuncia sobre secuestros de personas con fines de investigación, es decir las abducciones.

El recuerdo más patente de una abducción es el caso del matrimonio de Betty y Barney Hill, supuestamente secuestrados en una carretera de New Hampshire, Estados Unidos, en 1961 y sometidos a experimentos por parte de extraterrestres, cuyos detalles relataron en sesiones de hipnosis.

En Uruguay hubo varios casos que permanecen abiertos, muchos rodeados de espectacularidad. Uno ocurrió en 1980 en Playa Pascual y tuvo como protagonista a un acampante. Estaba sobre la costa, de noche, y de repente se le aparecieron personas de baja estatura que lo inmovilizaron y transportaron a una nave para ser sometido a exámenes. Luego, despertó en su carpa con problemas de movilidad.

Hubo otro caso donde una familia en un auto sufrió lo que se llama "perdida temporal". Relataron que mientras viajaban por una carretera los sobrevoló una aeronave que se posó delante del vehículo. Y no pudieron explicar qué les sucedió durante varios minutos.

Fe y realidad en estancia La Aurora

El trabajo de los "contactados", es decir, las personas que utilizan su percepción extrasensorial para comunicarse o tener experiencia con extraterrestres, no ayuda para nada a la Fuerza Aérea que, naturalmente, se maneja con evidencia empírica e investiga sobre terreno sólido, señaló el coronel Sánchez. "Yo soy católico, creyente, pero esto es otra cosa; es un tema técnico", aclaró.

Esas personas pueden hacer "un acto de fe" pero "nunca nos han dado pruebas de nada", dijo el militar. Incluso, la mítica estancia "La Aurora", ubicada en la frontera Sur del departamento de Salto aloja varias historias. Según los relatos llegados a oídos de los oficiales, se habla de un mundo intra terreno, una especie de universo paralelo que sirve de zona de recarga de energía para estas naves. "Fuimos, investigamos y nunca encontramos nada extraño. No hay indicios de nada peligroso o desconocido. Se testeó la radiactividad y no surgió nada relevante", dijo.

Cerca de la estancia hay varias torres de alta tensión que transportan la energía desde Salto Grande hacia UTE. Hay un río, el Daymán, y emanación de gases de minerales del fondo de la tierra a causa de la zona termal. "Todo eso podría producir alguna estática o fenómeno, pero nada anormal", afirmó.

El País Digital

Los ufólogos quedan en evidencia con el vuelo de Air France

Juan Carlos Rodríguez | 8/06/2009 - 10:29

Un avión no puede desaparecer. Ni tan siquiera en la inmensidad del Atlántico. Éste, precisamente, era el argumento de las teorías UFO que se habían disparado en la red. La Marina brasileña ha rescatado nueve de los cuerpos del Air France 447, otros ocho han sido recuperados por la fragata francesa Ventôse. Con ellos, se cae una de las mayores campañas ovnis que se han vivido en los últimos tiempos.

¿Qué tienen ahora qué decir los ufólogos o pseudoufólogos de la red? ¿Era lícito jugar con las familias insinuando que, en el fondo, lo que estamos hablando es de un expediente X? ¿Era justo aprovechar el accidente para recrear un encuentro ovni? En Internet eran innumerables las webs, foros y chats que habían planteado una abducción o un secuestro por seres de otra galaxia.

En algunos primaba el humor negro, pero en otros argumentaban escudándose en la ignorancia ?ni había cuerpos sobre el mar ni causas del accidente?, a partir de las numerosas respuestas sin responder que hay aún pendiente. Cuestión de fe. Y no había que acudir tan sólo a las webs clásicas de lo paranormal, el fenómeno era internacional.

Un llamamiento, básicamente, a la cordura

Por eso, entre otras razones, la Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil (BEA, según sus siglas en francés) recomendaba evitar "cualquier interpretación prematura" y "especular" sobre las causas de la desaparición del avión de Air France. Era un llamamiento, básicamente, a la cordura.

La BEA había creado un equipo de investigación para determinar las circunstancias del siniestro. Sin embargo, aún llueven los datos "parciales y no confirmados", que alimentan la especulación y la creencia ?al fin y al cabo, sin pruebas tan sólo es cuestión de fe? de un fenómeno Ovni. Pero ahora hay cuerpos y fuselaje, el dictamen de las causas del accidente será tan sólo cuestión de tiempo.

Sin embargo, no benefician las palabras de Pierre-Henry Gourgeon, director general de Air France, por ejemplo, acerca de que el Airbus A330-200 había emitido varios "mensajes automáticos de mantenimiento" en los que alertaba de "averías en numerosos componentes". Al igual que las de su jefe de comunicaciones, François Brousse: lo "más probable" es que "fuese fulminado por un rayo".

Algo inesperado debió de ocurrir. Una avería eléctrica generalizada, grandes turbulencias que provocaron la pérdida de altura, problemas en el sistema de presión en la cabina de pasajeros son las hipótesis que barajan los expertos aeronáuticos. Incluso una concatenación de varios de ellos.

Pistas buenas, pistas falsas

Jocelyn Smykowski, presidente del Sindicato Nacional de Pilotos franceses, defiende la teoría de que la caída del aéreo no se debió a una sola causa, sino a un conjunto de factores que llevaron al desastre. "Un avión no se cae por un problema, están preparados para poder volar en situaciones de extrema emergencia".

Para saber con certeza qué sucedió en aquel vuelo se buscan las cajas negras bajo las aguas, las únicas que podrían despejar el misterio y evitar nuevas catástrofes. La Fuerza Aérea brasileña ha movilizado ocho aeronaves, que se suman a los tres navíos de la Marina que rastrean el área que corresponde al control aéreo brasileño, mientras que la zona bajo control aéreo de Dakar está siendo rastreada por aviones franceses.

Hasta ahora, la única pista sobre el posible lugar del accidente la aportó un piloto brasileño de la aerolínea TAM, que aseguró haber visto "extraños puntos naranjas" en el mar, en aguas senegalesas, poco después del accidente. Las autoridades brasileñas comunicaron el suceso a sus colegas del control aéreo senegalés. La pista ha resultado, pese al tiempo transcurrido, buena.

Un piloto de la aerolínea española Air Comet que volaba de Lima a Madrid cuando desapareció el avión de Air France sobre el océano Atlántico vio un "intenso destello de luz blanca" en la zona donde cayó el aparato, según afirmó el director general de Air Comet. Era el comandante del vuelo 974 de Air Comet y en su informe, enviado a la Dirección General de Aviación Civil y a Air France, escribió:

"De repente, observamos en la lejanía un fuerte e intenso destello de luz blanca que tomó una trayectoria descendente y vertical que desapareció en seis segundos. Por coincidencia de la hora y lugar, pongo en su conocimiento estos hechos por si fuesen de utilidad en el esclarecimiento de lo sucedido".

¿Pudo ser una bomba?

¿Pudo ser una bomba? El atentado, en cualquier caso, prácticamente ha sido descartado por las autoridades francesas, aunque admiten que el Airbus "se desintegró en el aire", según Le Monde. La caja negra, que conserva los registros por un mes, dirá lo que haya que decir cuando sea rescatada si es que existe. El Atlántico, bajo la llamada Zona de Convergencia Intertropical, famosa por sus turbulencias y tormentas, en la línea del Ecuador, llega a alcanzar 4.500 metros de profundidad.

Pero, técnicamente, deben permanecer a flote. En gran parte, ante la evidencia de la dispersión de los presuntos restos, aunque éstos aún no se han sido aún analizados y han sido encontrados a kilómetros uno de otros, todo parece indicar que se trata del avión siniestrado y de algunos de sus 228 pasajeros a bordo.

"Ninguna emisión de las tres balizas que equipan los A330 de Air France fue captada por los satélites ni reenviada hacia uno de los 24 centros de control en el mundo que constituyen el sistema de alerta aérea y marítima", según Philippe Hazane, subdirector adjunto del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES), por lo que consideró que la "catástrofe fue muy rápida". Chris Yates, analista de la revista Jane´s Aviation, es contundente: "Tiene que haber otra razón".

La "Anomalía del Atlántico Sur"

La cuestión es que sumando estos argumentos a otros que han ido apareciendo, aunque en algunos casos en algunos casos no pasaran de suposiciones o hipótesis: destellos de luz, puntos naranjas, desaparición en seis segundos, ausencia de restos sobre el mar ?ahora se confirma que los encontrados no pertenecen al Airbus?, concentración de 24 señales de anomalías en cuatro minutos antes de perderse su señal, velocidad errónea? el campo se ha abonado a los amigos del misterio y los fenómenos paranormales, que se habían lanzando en la red a teorías de todo tipo.

Sólo como ejemplo, ésta lanzada por alguien llamado Kristen Neiling y reproducida en www.falsarealidad.com. Cita la "Anomalía del Atlántico Sur", tal como la denominan los expertos, una de las razones de peso por las que se está intensificando el estudio del magnetismo terrestre. Por esta zona, que básicamente coincide con las aguas senegalesas, hasta los satélites que se encuentran en órbitas bajas sufren mucho al sobrevolarla por los fallos en los equipos electrónicos.

Incluso, "los astronautas ven relampagueos ante sus ojos", señala el texto, además de hacerse eco de que éste y otros misterios sobre nuestro planeta magnético "tendrán toda la atención que se merecen con el próximo lanzamiento del proyecto Swarm", de la Agencia Espacial Europea.

"Se trata de tres satélites que trabajarán en conjunto para tomar mediciones del campo magnético y de sus variaciones en un modo mucho más preciso que en cualquiera de los intentos anteriores". Y finaliza elucubrando acerca de que cómo en este "vacío" puede haber caído el Air France 447. "Esta es una conjetura sobre lo que podría haber sucedido con el vuelo Air France AF 447. Por ahora no sabemos nada, pero estamos refrescando la mente sobre la famosa Anomalía del Atlántico Sur", acaba diciendo.

Conspiraciones illuminatis

Desde Francia aún no se ha difundido la lista completa de pasajeros. A la vez aumentan las elucubraciones sobre qué se esconde detrás del siniestro. Y comienzan a circular historias sobre otros aviones desaparecidos en pleno vuelo; el primero de ellos en 1945, un avión cuyo accidente EE UU mantuvo en secreto. Aunque son datos sin confirmar.

Un vídeo difundido en la red Youtube simula todas las rutas de aviones sobre el planeta y se escuda en que "un avión no puede desaparecer", para luego mostrar zonas de vuelo restringido y "áreas muertas", insinuando que pudo haber atravesado una de estas áreas. En cualquier caso, en internet los vídeos planteando que la desaparición del Airbus era un "caso UFO" eran ya infinitas. Muchas de ellas han quedado en evidencia.

Incluidas las que hacían alusión, sea lo que sea que ocurra, a conspiraciones illuminatis. Pero es incuestionable que el misterio en torno a la investigación para la cual se ha dispuesto un espectacular operativo de rescate comienza a decaer con el hallazgo de los cuerpos.

En un radio de 200 kilómetros de la zona, a unos 700 kilómetros del archipiélago Fernando de Noronha, donde se cree que se estrelló el aparato, cinco nuevos aviones militares han sido desplazados hacia la zona de las búsquedas. Tres son brasileños (C-130 Hércules), uno estadounidense (P-3 Orion) y uno francés (Falcon 50). En el área se encuentraban ya dos naves de la Marina. En total están movilizados 11 aviones.

¿Tiene que ver con algún secreto militar? Aparentemente, no

Según una nota oficial de la Marina brasileña, un helicóptero Black Hawk H-60, con base en Fernando de Noronha, está participando por primera vez en las misiones de búsqueda a 110 kilometros al noreste del archipiélago. El despliegue militar plantea en la red otra hipótesis: ¿Es la desaparición del Airbus un asunto militar? ¿Tiene que ver con algún secreto militar?

Aparentemente, no. En Brasil no están de acuerdo con las teorías francesas de desintegración del avión durante su caída en picado. El Ministerio de Defensa brasileño argumenta que las enormes manchas de queroseno aparecidas en la zona de rastreo señala que el avión, sin control, se estampó contra el océano. De ahí, el queroseno, si no se hubiera quemado. La aparición de los cuerpos y su estado parece darle la razón.

Sea como sea, el increíble caso va camino de ser la peor catástrofe en la historia de Air France. En el Airbus A330-200 que cubría el trayecto Río de Janeiro-París iban a bordo 80 brasileños, 73 franceses, 18 alemanes, 9 italianos, 6 norteamericanos, 5 chinos, 2 españoles y otras 34 personas de diferentes nacionalidades. Es, por tanto, una noticia de alcance mundial. "Ningún elemento preciso permite hasta ahora saber lo que sucedió", insiste el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Oficialmente, el avión de Air France volaba a una velocidad de 840 kilómetros por hora y a una altitud de 35.000 pies, algo menos de 11.000 metros. En el momento de su desaparición, el Airbus salió de la zona de cobertura de los radares brasileños y se aprestaba a entrar en el espacio aéreo controlado por Senegal. Nunca llegó a establecer contacto con Dakar. ¿Qué ocurrió?

FICCION Y REALIDAD DE LOS OVNIS

viernes, 5 de junio de 2009

Ahora aparece una figura gigante de una libélula en campo británico


INGLATERRA, junio 04.- Hace un par de días apareció la figura de una medusa de más de 180 metros en un campo de cultivo de cebada, y ahora surgió la imagen de una libélula de 45 metros en la localidad de Yatesbury, Wiltshire, en el Reino Unido.

Algunos expertos sostienen que las figuras, cuyo origen se desconoce, buscan llamar la atención sobre el cambio climático en el mundo y predicen que podrían continuar surgiendo figuras de insectos o animales.

En los últimos años, la temporada de apariciones de círculos suele ocurrir a partir de julio a agosto, pero ya se han encontrado cuatro en los campos de cebada que se extienden desde Oxfordshire Wiltshire, en lo que va del año.

Asimismo sostienen que este es el año que ha mostrado más actividad en la aparición de figuras desde el año 1999.

Es más, la gente piensa que la frecuencia aumentará hasta el año 2012, en el que muchos prevén un cataclismo mundial, sostiene Steve Alexander, un fanático de los círculos llamados croppies a Telegraph.co.uk.

El origen de los círculos ha sido atribuido a inteligencia extraterrestre, aunque en algunos casos se ha descubierto el engaño ideado por personas con la finalidad de atraer la atención de los medios.

FUENTE: TERRA
http://www.terra.cl/actualidad/index.cfm?id_reg=1192598&id_cat=306&titulo_url=Ahora_aparece_una_figura_gigante_de_una_libelula_en_campo__britanico

Aparecen en Inglaterra más de 50 “OVNI” de color narranja volando en formación





En el espacio aéreo de Inglaterra aparecieron más de 50 objatos voladores misteriosos que expedían rayos de color naranja. Muchas personas fueron testigos oculares de este fenómeno raro. Incluso hubo personas que suponían que eran platos voladores extraterrestres que entraron silenciosamente en el espacio aéreo de la Tierra.

Se informó que en las últimas 3 semanas, en 3 lugares de Inglaterra aparecieron objetos voladores misterioros y otro caso sucedió en Holanda. Según testigos oculares, ellos vieron objetos voladores de color naranja en el espacio aéreo de la prefectura de Lincoln volando hacia direcciones desordenas y desapareciendo. Era posible que los objetos voladores misterioros vistos por ellos fueran OVNI. Pero, más tarde, la Armada de Inglaterra declaró que se trataba de un entrenamiento militar. Los rayos misteriosos vistos por la gente eran nada más que un entrenamiento militar de examinar el sistema de radar del destructor “Brave”.

(Pueblo en Línea) 05/06/2009